Consejos para transportar tu barco

Transportar una embarcación puede resultar un proceso complicado y si queremos transportar yates o barcos, ya sea para cambiarlo de puerto base o para venderlo tenemos que seguir unos consejos para evitar que el barco resulte dañado.

  1. Recoger todos los objetos sueltos: es necesario que la cubierta esté despejada y libre de objetos para evitar que se pierdan. Con el movimiento durante el traslado se pueden caer los objetos.
  2. Asegurar todos los elementos: fijar cualquier elemento que se extienda más allá del casco o que quede suelto. Es vital asegurar las escotillas con cinta adhesiva, cerrar las ventanas, cerrar y asegurar los armarios, etc.
  3. Desconectar los aparatos electrónicos: es mejor no dejar nada conectado ni los cables por en medio.
  4. Medir el barco: a veces las dimensiones indicadas en la ficha técnica del fabricante difieren de la realidad, por lo que es imprescindible medir el barco para poder dar las medidas reales.
  5. Quitar las cargas extras: lo mejor es transportar el barco con el mínimo de peso posible y si puede ser
  6. Comprobar: asegurarse que todo está en su sitio una y otra vez para evitar daños a posterior.