Traslado de embarcaciones por carretera y mar

Si pensamos que Madrid, capital española interior -no costera- cuenta con una de las flotas más importantes de embarcaciones de recreo no puede sorprendernos que el transporte de barcos sea un sector en continuo crecimiento. Por otra parte la alta rotación de la propiedad en los barcos que cambian a menudo de propietario también hace necesario el transporte de las embarcaciones, pero no son las únicas situaciones en las que puede resultar conveniente contar con una empresa de transportes náuticos.

No es sólo por el alto coste de los amarres y atraques; además, a muchos propietarios de embarcaciones que viven en el interior no les da confianza mantener su barco sin su vigilancia durante la mayor parte del año. Por eso en muchas ocasiones los dueños de embarcaciones de recreo las albergan en sus residencias y sólo las llevan a la costa durante las épocas vacacionales. Por otra parte también resulta muy frecuente la compra y venta de embarcaciones y en la mayoría de los casos, cada vez que se produce una, hay que realizar un transporte de la embarcación.

Si nuestra embarcación tiene un tamaño razonable y contamos con un vehículo y remolque adecuado podemos hacerlo nosotros mismos, pero seamos honestos: no se trata sólo de conducir unos cuantos kilómetros es una tarea con cierta complejidad y que tiene cierto riesgo. Pero no se  trata sólo de eso; además, en muchas ocasiones nuestro tiempo de vacaciones es muy limitado y no siempre podemos permitirnos destinar una parte importante de esos días a realizar las rutas de traslado de la embarcación, por eso en muchas ocasiones es mejor dejar que los profesionales se ocupen del transporte de los barcos.

Podemos encontrar un buen número de empresas y profesionales dedicados al transporte de barcos y embarcaciones de recreo. Están bien repartidos por toda la geografía. Los hay especializados en el transporte de barcos por carretera mientras que otros se dedican al transporte de las embarcaciones por mar.